22 y 23 de Febrero

Semana de trabajo retorcida hasta la saciedad, algo de rastreo por el boyeral de Esparza, y tres jabalís vistos al atardecer, hacen presagiar buen fin de semana. De Juevintxo por el pueblo en el que vivo, Ramón me dice que andan mucho en Xabrós, cosa que nos imaginábamos, así que callo y obvio los jabalís que vi. Ese barranco merece un par de días de batida. Txatarras, el Viernes me dice que hay mucho rastro, así que pese a lo incómodo de cazar allí, nos vamos hacia allí y nadie rechista. Caza de antaño, la que me gusta, de perros atados al resakador de coches dejados lejos. De punteros con grandes mochilas y sogas, de búsqueda de los sitios buenos, de compañerismo, de disfrute del monte, del paraíso.

Cuesta que las punterías se coloquen, hoy yo suelto con Josemari, y Alberto desde abajo, Pale, Raul e Igor desde atrás y Ramón y Mikel en el medio. Hay que tender los perros. Todos vemos mucho rastro, muchísimo y todos contenemos las ganas. Llaman que soltemos y Ramón y Mikel mueven enseguida, se oye un tiro encima mía, un invitado falla un jabalí, y algún perro se cuela. Adelante tiran, a Peli se le escapa un buen barrako, Karlos dice que ha matado uno, Victor ha tirado a tres y se han vuelto al resake. Tomás coge otro, un tiro suelto que dicen de Morea, ha cogido otro. Mikel en medio del resake se topa con dos y coge uno. El mismo invitado, Jorge de Ribaforada, tira a seis y mata uno. Kamín en la lejaní colocado, estrategicamente tira un par de veces. Josemari coge otro en el resake. !Esto es espectacular! Y los resakadores enloquecen…. Ya casi terminando un par de podencos que vuelven rápido y Moro, mi fiel compañero, se meten a la cama y sacan jabalis, Mikel encima mía mata uno, Tomás en puntería otro y el tercero se escapa, y Kamin, ya sin perros lo abate. Redondeando la mañana, buena cazata, y mucho disfrute.

Almorzar en grupos, y pese al buen número hecho, volvemos a la carga, hay que aprovechar las punterías y el subir hasta aquí. A las dos y media soltamos, y enseguida levanto uno, al lado de la puntería, que como un tiro se le mete a Haritz, saliendole antes los perros que el jabalí, lo falla, cosa rara en el mozé. Al rato, unos perros de Ramón y de Juan cazan delante de la Gorostia, y Palankin, haciendo todavía mas historia, falla otro jabalí. El chaval, pide el fin de temporada, queda pendiente su renovación, cosa que visto sus números está complicado. Después, cuando parecía que todo estaba visto, Igor, colocado en puntería, dice que tiene cuatro perros dentro del resake y que no hacen nada, que quiere quitarse y entrar, logicamente le decimos que lo haga ya que apenas hay más perros. Los recoge, y ya medio a dos luces, levanta tres jabalís, uno lo mata Ramón, otro Román y el otro lo falla Juanjo, una pena. Contentos, y tras un día de historia en Olagaina, nos ponemos a otro menester, arrastrar y recoger todo el ganado, además de pelar etc. Tarde pero llegamos a casa.

El Domingo, por aquello de apovechar la tarjeta, nos volvemos a juntar, y decidimos ir a Auría, y Urrutia, que debe su nombre a la lejanía del pueblo. Cuesta llegar, y nos arrancamos los jóvenes hasta arriba, yo voy a puntería, dos de mis perros los soltarán, guardo para el segundo, para el infierno, busco el contacto en la inmundicia de resake con los jabalís, quiero exigir a los perros un plus, y me reservo, llevo toda la noche pensando en ese resake.

Sueltan y enseguida Mikel mueve, pasan por debajo mía que estoy el que más arriba y atrás, no los veo, van cara a la puntería, y enseguida Sergio y Xalba cogen tres de cuatro, esto empieza bien. Cecilio y Román fallan un buen jabalí, el mismo. Paskual falla otro.. y se va con los perros dirección del valle quesero. Ahí van Ruso y Berrendi. Dice que era muy majo.

Sacamos los bichos y tras echar un mocado el Comando Sintrón, que ya se había lucido en el primero, cierra la pista, los demás cruzar el río y trepada, Mkel y yo rodeamos el resake andando y nos metemos al infierno, peña, boj, pendiente y giniestras hacen de este carasolete, el infierno. Raúl e Igor entran más abajo. Veo mucho rastro, y enseguida los perros empiezan a cazar, salen con tres corzos y se vuelven, Igor levanta un barrako debajo, y Vitorio, miembro del comando hace un fallo de los de tres al cuarto… Casi a la vez levanto, y a un metro intuyo un jabalí hacia atrás, porque ni lo veo, en plena embestida, oigo que van hacia adelante, Jabi tira, Rafa, Sergio, el Corellano, y no cogen a priori niuno… !joder!. Tanto sufrimiento para nada, pienso. Enseguida casi abajo Julen y tira y se apunta tres de tres tiros, este mozé es una maquina, y enseguida el cuarto lo coge también. La manada se tendió, pero faltan jabalís. Los perros delante de las punterías levantan otro y sabiendo lo que tiene delante se va hacia atrás. Vivirá. Rastreamos los puestos de Jabi y Sergio, y encontramos poco más abajo una jabalina, y a un txikito le han pegado ambos, los perros de Igor lo encuentran en el río. Volvemos a casa más contentos que txupita. Buena cazata, buen fin de semana.

TRas apañar todo veo que Berrendi está muy lejos, mucho, y pienso que irá volviendo, a las dos horas sigue en el mismo sitio. A 35 km de casa me da, así que a por él, no es normal que no haya vuelto. A las 10 lo recupero, rajado, a priori sólo parece pata. Vicente, buen amigo y bien jubilado, lo subirá a la mañana a coser. Me llama, y me pasa con el artesano del valle, y me dice que está destripado y que hay que operar. A la tarde lo operan y parece que la contará.

IMG-20140227-WA0039IMG-20140227-WA0037

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s