18 y 19 de Octubre

Está claro que este año los jabalís están bajeros, buscan el pasto de roble, en los bajeros del coto, en los carasoles, esto promete luchas duras ya que cazar aquí es bastante mas duro que lo hayedos, da igual, todos tendremos que exprimirnos.

He pasado varias tardes rastreando a la carrera, aprovechando la tarde que queda tras terminar el trabajo, y cada vez queda menos. Miré varios carasoles pensando que habrían llegado los jabalís del norte, pero no, eso sí , en algún resake de buen gusto de la cuadrilla una manada lleva un tiempete, me callo, y no digo nada, las ovejas están cerca. Algo que rastreo en Arrola y una conversación al oscurecer con el gran amigo y experto ex cazador Legaz, me confirma que en sus terrenos  hay visita. Así que el Sábado sin dudarlo y tras una noche de insomnio, debido a estos bichos, nos juntamos 25 punterías y siete resakadores, y para variar le miramos de cara al monte, ordago a grande y desde atrás, con Galtze incluído.

Algún perro de JM y txatarras mueve en Galtze, y se van por el rastro de uno que se vió antes de empezar. El combate no tarda en llegar, y oigo encima que los perros del Azkuano arrancan delante mía, enseguida, Juxta y Berrendi marcan a parao, y con ayuda de los fuertes de la jauría lo levantan y Narzi, si Narzi, digo, no me aquivoco , ! LO abate!… enseguida Oskar Altxu coge otro al lado, y perros por todos los lados y jaleo, vaya gozada, algunos se van hacia atrás, y se cuelan por donde no hay nadie. El Billy falla uno debajo de la Borda Lukas, y a este mismo le sacude Ramón, yendose para criar… Haritz, el txikito Irigarai, hace nombre a su apodo de Tirofijo, y coge otro más. Enrike pilla un corzete, que se había colado entre varias punterías. Ya casi al final los perros del Azkuano traen uno , quizás el que movieron nada más empezar, y me pasa por al lado, con lo que lo siguen varios de mis acompañantes, y lo meten a los espectaculares tufarros, limpiados el pasado año, y por la franja de entre dos puestos se cuela un txikito sin poder tirarlo, por lo menos volvieron a los perros. Hace calor, pero hay ganas, replegamos.

Después miramos el Pako Ellemont, pequeño resake al que le tengo gran fe. Recuerdo de haberlo resakiado en mis primeos días de caza, y recuerdo especialmente tres días. Siendo yo chaval, rodeamos con nieve una manada, con cazadores de los de antes, Errekabaster, Pedro Mari el de La Fonda, Apeztegi, Txatxos etc, y esperando a soltar los perros con un frío de cojones, vi junto a Txus como unos doce cutos se salieron del resake, Morea y él les tiraron, pero se fueron. Otro día reskando en un añó de pequeña cuadrilla, y temporada de veinte capturas, Iru y Txarli mis dos podencos griffon, que tanto me dieron, siendo cachorretes, levantaron un barrako, al que le solté un tiro, y tras dar dos vueltas al resake, mi hermano Karlos lo falló en el campo de Jimenez, !que alegría, ver a aquellos canes cazar así!. Y por último recuerdo un último día de caza, con la fusión que se hizo entre cuadrillas, movimos unos jabalís en cueva de Aplaberroa, y se fueron cara a la puntería y allí tras un buen tiroteo cogieron tres y se fueron otros tantos, mientras empezó una nevada que duró varias semanas.

El sábado no había nada, el monte cambia, y el explotado que había en mitad ya es pinar grande, el monte fruto del tiempo se ha limpiado. Recogemos y a pelar, otros a colgar repetidor al punto más alto de la zona, otros cuatro a Irati , a preparar la batida del día dos. Bien. Esto marcha.

El Domingo, ahí que nos juntamos 24, seis a resakar y 18 al punto, nos espera el “Pako ARana”. Hoy disfruto con la planta de los perros de nuevos compañeros, que preciosidad de seis perros, ,mientras vamos a resakar, Mikel me dice, que cada uno tenemos una función en la cuadrilla, que la raza no es lo nuestro, sino la fusión, miro a mis ramales, y me río, le digo que cada uno ha de ser feliz con lo que tiene. Todos cumplen su función dentro de la cuadrilla, y todos darán alegrías.

Pese al bochorno , pronto los perros mueven y Julen, El Natas, coge el primero encima de la peña, Román falla uno a los perros de Pale, y una perrada de Imanol y Artutx pasa por al lado mía ni pudiendo cortar los perros ni tirarle. Al rato se oyen cuatro tiros, y por el walki dice Kamín que su corredera ha movido las balas contra dos corzos, pobres, pienso yo. A la postre cogería uno. Julen se come un corzo en el mismo sitio. Y cuando más calor hace, y parece que esto se acaba, Rafa dice que ha visto un jabalí majo, delante de las punterías, entre Pale y Artutx lo remueven y Iker se apunta su cuarto de la temporada. Previo remate en el carrillo, siempre inmortal tiro, de Pale, que no se que pensaba.

Entonces Ex Pakete dice que ha entrado uno por el puesto de al lado suya, y Ramón y Pale van para allí a ponerle perros, le ponen pero se va para atrás, por donde no hay nadie. Los perros lo siguieron un buen rato.

Almorzamos y debido al calor, nos vamos a pelar, y otros a buscar perros, solté ocho y faltaban los ocho, incluído mis perros para “corto”, Moro, pastor y Raúl, podenco y dogo…. Peor sería que no hiciesen nada, confiando en la tecnología y en los paseos del ramal del verano, me voy para casa a comer, tras coger tres,  y a ponerme a la sombra y espero a que se acerquen cara a casa. Miro de vez en cuando el aparato, y tras comer , me voy a por ellos. Antaño, esto hubiera sido km y km de pista, inversión en tecnología=inversión en ahorro de vehículo y tiempo, !viva la tecnología!.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s