Diez y doce de Octubre

Conforme va entrando el Otoño, el monte va cambiando de color, esta semana la hoja ha avanzado bastante, y por ello las condiciones de caza van mejorando, sin duda que los perros también van cogiendo ritmo. Este año los míos, les ha  costado más de lo habitual, fallo de verano en las cantidades de alimento. Punto a mejorar.

El Sábado empezamos con un resake de los de verdad, aunque a alguno les parezca de mentira y a otros exagerado en los términos de extensión. Los conocedores del lugar, sabemos que los puntos tradicionales de paso del jabalí los cumplen cuando van en carrera larga, y para que haya ese tipo de carrera, hacen falta perros de verdad, nada de txumisería encorredor de 100 metros, perros que trabajen como es debido, sin miedo y con tesón.

Pese a que Alberto, Patxi y algún otro se pusiesen cabezones en contar cien veces, no salen más de 22 punterías, alguno dice que  pocas, y lo son, pero si a estas alturas no somos capaces de cazar con 22 punterías yo nunca hubiese empezado a cazar con Legaces, Errekabasters, Pedro Maris etc etc, años en que iniciandome en esto íbamos con dos perros, buenos de verdad eso si, y cinco punterías.

Hoy he pasado no muy buena noche pero estoy con ganas de muerte, es estos montes me vengo arriba. Disponemos todo y Patxi y Karlos van al Arrate y Gravera, pienso yo que tirarán.

Entro al monte desde la perrera, una gozada, y entro primero con cuatro perros y me voy cara a Lurtukiña para subir hasta Poyua y tras oir arrancar a Ruso y Zar, me bajo hasta Las Vacías y me vuelvo rapidamente a por más perros.

Para entonces Patxi, el de Pena, dice que ha tirado a uno en el Arrate, un barrako majo, dice también que cree que estará ahí muerto, luego se vió que si, un bicho bien bonito.

Mientras sigue el resake y no se oyen tiros, hasta que Mikel y Alberto mueven en el canto del Boyeral, y la manada se marcha cara al Botxe, allí en la carbonera, Karlos estrena el express, por fín, que ya era hora.

Después otro se cuela entre Sergio, invitado hoy , y Iker, nuestro txapeldun, que yo creo que no le tira para no perder el nombre… Tomás avisa que ha matado otro un poco más abajo, y en estos momentos no hay que perros cazando por todos los lados. Un placer. Ramón avisa que los perros llevan otro, y me doy de morros con él, los perros lo cogen y el bicho sin mirar atrás cruza el resake, seguido también por Duke, una apuesta muy personal de Podenco Griffon. Al llegar a Lurtukiña le hace la pirula a Torrea y se vuelve a meter en el resake, perdiendose para siempre. Se habría colado por algún sitio.

José Antonio, pilla otro barrakete en Astazubía, sitio tradicional de paso, y Betarra redondea la manita con otro barrakete también en el Botxe. Buena cazata

Después y pese al calor miramos los Pakos de Morea, allí no había nada, así que contentos plegamos los canes y para casa.

El Domingo debido familias y borrachera de parte de la cuadrilla en cena y salida por Atarrabia, no se cazó, y se guardó fuerzas para el Lunes, día marcado a fuego y espada, Auría nos esperaba.

Nos esperaba… y se rió de nostros, había sospechas de que quizás no habría jabalís, pero el resake exige fuerza de los perros, y no es terreno para perros flojos tras el verano. Por eso se guarda, con la rencilla de que salga algún ciervete y todavía el sonido de días terribles de caza, con olor a giniestra y a gorrillón.

Cosas de la caza, que no movimos ninguno salvo un par de corzos que David mató uno, y El Natas se lo comió sumido en una crisis de tiro personal que tiene al mozé cabizbajo y meditabundo. Después miramos Kalderero y lo perros pegaron una removida con ladrido a parado de Zar, que me hace pensar que pudiese ser jabalí, como el día no estaba con nosotros, se coló. Una pena ya que lo seguían bien de perros. Imanol removió al parecer otro, y me llevé en lo personal la alegría del día al ver como su perrica lo cazaba de una manera excepcional, dando la vuelta al resake con una bonita voz para delirio de los punteros. Luego el delirio se convirtió en juramentos varios cuando se coló otra vez por entre dos punterías.

Lo mejor del fin de semana, el buen humor y la tranquilidad pese a no haber movido un triste jabalí, la paciencia de los punteros dejando hacer a perros y resakiadores, mirando hasta el último gorrillón en un día de bochorno en el que me bebí lo que no está escrito en forma de agua, fruto del calor como digo, y de los  chuletones de buey que nos comimos en la sociedad la noche de antes, regado claro, con vino y un par de patxaranes.

Lo peor la imagen lamentable de dos cuadrillas de caza de la zona vía Facebook y WhatsApp, en la que se tildaban de tiñosos, envidiosos etc, acompañando el insulto con la foto de doce piezas que desmerecen lo que merecen, el valor real de cazar doce jabalís. Envidias y razones o sinrazones aparte mal ejemplo y poco respeto a la caza y al monte con este tipo de actitudes, el que quiera competición que se apunte al futbol, donde este tipo de actitudes son demasiado frecuentes.

 

Y así , ya martes esperaremos al Sábado ya con ganas, de buscar al jabalí en terrenos mas bajeros, donde la abundancia de comida le hace estar tranquilos.

! Feliz semana!

wpid-20151010_154306.jpg

Matarifes de Casa Pena en familia

wpid-20151010_154541.jpg

La imagen de la felicidad

wpid-img-20151010-wa0008.jpg

Foto enviada por Oskar a su esposa, enseñandole los bonitos y románticos lugares que conoce buscando los perros del gran Josemari..

wpid-img-20151010-wa0007.jpg

Aun no quería ir a cazar

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s