Crónica y reflexion de Gautxori sobre el Domingo y la caza.

La caza, como la vida, está formada por diferentes individuos que conforman la colectividad, una pieza sin otra no funcionaría, y es ahí en la unicidad de cada uno en lo que reside la base del mecanismo, cada uno aporta lo suyo, unos la fuerza, otros la puntería, otros el humor, otros el chocolate, otros la tranquilidad etc. Fruto de ello aquí os dejo la crónica y una reflexión dura y verdadera que no gustará a los puretas de la caza, cada vez más por cierto, puretas algunos, advenedizos de la caza, sin con ello querer decir que el que escribe esta línea sea experto y conocedor de la verdad absoluta. Sin duda el látigo mordaz y cruel de Gautxori, ataca de nuevo. ( mi momento de inspiración viene hoy a estas prontas horas de la madrugada). Disfruten del texto. 

PD; existen los puntos y aparte

Este domingo nos juntamos poca gente, muy poca. Unos celebrando la patrona Santa Lucía, otros por que con un día de caza les vale, otros por cumplir con las obligaciones familiares, otros quizá desmotivados por los malos resultados de los días precedentes, otros por que si, otros por que no… El caso es que el domingo estábamos doce y el mocetico de Pena.  Así con tan exiguo equipo nos vamos para el carasol de Juangorri. tres a resakiar y nueve al punto. Cojiendo con dos  la pista entre la borda de Juangorri, dos en las ezpuendas de Aldabe, cuatro en lo de Arana y el que escribe cojiendo todo el carasol de encima de Juangorri. La virrrrrgen que responsabilidades le ponen a uno!!!!! El caso es quelos perros movieron dos veces en el mismo sitio, escapándose las dos veces por la lurta de la pista, habiéndose vuelto un viaje de bastante cerca de la puntería.
Después de un ligero almuerzo decidimos darle a la Urrutia de Labari confiando en que allí si que estarían los jabalines. Raul, conocedor de la zona nos decía que si había rastros por la pista que íbamos los punteros, seguro que estaban dentro. Rastros había, pero los jabalines no salieron. Los tres corcetes que salieron pagaron los platos ratos. dos los finiquito Rafa y otro que el que escribe, que tras tres días seguidos tirando y no dejando a los bichos en el sitio, tuvo que llevar el hierro a enderazar al herrero. Donde están los jabalines? Chis sà, que dicen los italianos. El caso es que por ahí están, como decía aquel cura sabedor del nivel cultural de sus parroquianos, a los cuales explicaba que el Señor es como los jabalines, que sabemos que están por todas partes pero no podemos verlos.
Y todo esto, con permiso del dueño de este blog, me lleva a hacer unas reflexiones. La primera de ellas, es que deberíamos de valorar al corzo como especie cinegética, esto quizá sea un sacrilegio en un blog de jabalineros pero bien que alegran el resaque cuando arrancan los perros detrás de ellos y bien jodido es acertarles cuando van a botes.  Además no se si es mi impresión o que, pero me parece que los perros se enredan menos detrás de ellos que hace unos años (cuando empecé a cazar yo, por ejemplo), dan menos vueltas y los meten más rápido en la puntería, no os parece? La segunda  y enlazando con la anterior, no entiendo a la gente que no tira a los corzos. Normalmente son aquellos que más lo desprecian como especie cinegética y paradojicamente a quienes más molesta, y aún y todo no los matan. Mis cortas entendederas me dicen que cuantos más se maten menos crecerá la población. Me puede valer el argumento de que así los perros no se picarán. Vale de acuerdo, nuevamente a los que más les molestan, ademas de no tirarles en batida, tampoco se molestan de ir en la primavera al rececho. El argumento que no me vale es ese de que el corzo es un animal territorial. Vale, de acuerdo, pero que cada vez tienen que estar mas prietos en el mismo territorio no me lo discute ni Dios. Tercera, cuando hay jabalines en el resaque poco caso hacen los perros a los corzos, de hecho, este inicio de temporada tan fructífero en capturas que hemos tenido, pocos corzos se han visto. El día que hay jabalines, a los jabalines, y el día que no, pues a los corzos, el perro que tiene afición debe de cazar de todo, la linea única pa las revistas, es mi humilde opinión. Y la cuarta y última viene a colación a la aparente limpia de jabalines que ha habido en una parte del coto, mugante con lo de Izal, coto en el que en un solo día fueron capaces de matar (que no cazar) 33 jabalines en un día. Como dice el perfil de wasap de Soroa, aquel mocé que vino a cazar con nosotros un par de años, “la CAZA, para que sea VERDADERA y no otra cosa, debe ser escasa e impredecible”. Pues eso, a los carniceros de Izal, como dice mi madre, con salud os pille el tren!!!!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s