9 y 10 de Enero

Sin duda alguna que cuanto más ocupado está uno mas brillo le saca a cada momento. Por eso, la verdad es que cuando cada Sábado suena el rin-rin del despertador, abro el ojo, en caso de no estar abierto, y me entra la misma ilusión y nerviosismo que cuando era txikito y empezé a cazar, recuerdo los nervios desayunando con los hermanos y el jefe, montando en aquel destartalado Land Rover 88, y perdiendonos en estos montes que tanto quiero. De aquellos tiempos tal y como me comentaba el Robin Hood de la cuadrilla hace unos días nos queda el recuerdo de muchísima gente, momentos y lugares aparte de escenas vividas. También comentábamos como los tiempos van cambiando, principalmente por el propio desarrollo de las tecnicas venatorias, antes cazabamos con cuatro perricos, buenos, con viejas escopetas y sin talkis. Cazábamos al momento, y quizás sin tantas prisas, prisas que vienen por los cambios de vida.

Con ello, no seré yo quien diga que disfruta más o menos, porque no lo se, y creo que eso es bueno, seguir disfrutando y soñando con lo que ese o el otro resake nos deparará.
Con estos sentimientos cargamos perros, nos pusimos las perneras ya que el agua iba a ser abundante y sin miedo se decidió dar Manuela y Agordina junto, sabiendo que aquello es un cara o cruz. Pese a todo para las ocho estamos en danza, y saliendo. Ponemos collares en Argiloa, y miro cara a Brakola con la esperanza que por esos montes está un perro perdido desde el Lunes, y que me ha hecho dar demasiadas vueltas, ya que lo vieron en un pueblo con otro perro, su collar no daba y desapareció, planeando en mi mente la posibilidad de que algún chorizo se lo llevase, su collar tampoco daba señal. Al finalizar el resake apareció, dándome una alegría tremenda.
Los siete resakadores nos repartimos y echamos los perros confiando ciegamente en quien entre semana vió que algun jabalí andaba, los días de abundancia han desparacido y esto le da un plus más a la caza, por lo menos a mi. Estos días se distingue el perro cazador de la morralla, que se dice por estas latitudes.
Hoy el Azkuano se ha remangado y ha ido a resakar con sus perros, y tiene suerte hasta para eso, porque enseguida de empezar, dice que un montón de perros están a parado encima suya, así que al arrimarse el jabalí salta, no oigo nada, hasta que justo encima oigo que baja como un Bulldozer, por lo que encaro sabiendo que si le tiros va a ser a medio metro, aguanto pero me pasa dos metros más abajo, no pudiendo verlo. Como pienso que se va a colar por donde no hay nadie, 55 por ciento del terreno, intento cortar algún perro, pero van como misiles.
El bicho ladea por encima del camino cara a Josemari, con diez perros detrás, y se oyen dos tiros rápidos y Josemari grita que lo ha matado, era un barrakete y respiramos sabiendo que los perros no se irán. El hombre feliz perdido, ¿como puede ser alguien tan féliz cazando?
img-20160109-wa0020.jpg

felicidad

Baja el jabalí hasta el carro y enseguida de entrar enloquece diciendo que todos los perros que llevaba han levantado otro que va cara a Raúl, que como buen Kuzkuresakeador, se calla como un zorro e intenta secarlo sabiendo que detrás sólo está Narzi, capaz como Txaba Jimenez de lo mejor y lo peor, esta vez de lo mejor, ya que se oyen otros dos tiros y avisa que ha matado un buen jabalí. Ahora si que estamos contentos pese a la calada. Se movió algún corzo sin fortuna para unos y con ella para Oskar, Juanjo etc.
img-20160109-wa0013.jpg

Narzi y su cuto

img-20160109-wa0014.jpg

Imanol malcogiendo al bicho

img-20160109-wa0019.jpg

Un feo a la izquierda, un bonito en medio, y un bollete a la derecha

img-20160109-wa0018.jpg

Buena defensa

img-20160110-wa0007.jpg

Jabalís abatidos por Narzi en abetar y Larraize

Repusimos fuerzas agusto de verdad,  nos dispusimos a otro gran resake sabiendo que empezaríamos no antes de las 13:30. Esta vez me tocó soltar de abajo, y seis resakadores por encima mía, así que no me enteré de mucho, pero hice mi labor. Raúl mató uno, esta vez a lo Kuzkuresakador, que se iba con Gor hacia atrás, y una buena perrada, presumiblemente con algún jabalí pequeño se coló, por cerca de la borda Eseberri, no pudiendo cortarse perros y conllevando una sembrada de perros espectacular, que nos llevó buena parte de la tarde de turismo por las pistas.
Yo me lleve una buena alegría con Beltza, un cachorro criado en casa, de nivernais que empezó a cazar solico, siguiendo un bicho durante un buen rato, demostrando la sangre cazadora al cazar en solitario pese a su juventud. Cuando veo esto , me da igual la calada que se coge uno, el sembrar los perros o la paliza por andar por estos montes tan limpios y secos.
Me quedo con la sensación de satisfacción de la cuadrilla, por haber sido capaces de trincar tres de unos cuatro o cinco jabalís que se movieron a lo sumo, en un monte imposible de cerrar ni con 60 punterías, que tampoco me gustaría. Contentos de verdad, se hicieron los bichos y cuatro perros no se pudieron recuperar.
El Domingo daba día truchero total, y así fue diluvió, así que mi plan de aita, se cumplió volviendo a soñar ya con el siguiente Sábado en vez de pensar en que harían a esas horas cazando.  Otros tuvieron otros planes, al parecer.
img-20160110-wa0008.jpg img-20160110-wa0005.jpg
Es lo que hay. Ahora a esperar y a soñar. El Sábado si el tiempo nos deja atacaremos un monte sin tocar dos años, pero al contrario de lo que cuentan por ahí, creemos que como mucho tendrá algún jabalí, ¿será porque el pasto que contienen sus muchísimas robadas es mas amargo?, ustedes que creen, será peor la tranquilidad nuestra que la de otros. Eso será, claro. A pasar buena semana
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s