8, 10 y 11 de Diciembre

El día ocho labores familiares me impidieron ir a cazar así que Alberto nos cuenta su visión de un gran día que pasaron:

Tras la excursión a Irati del martes, el jueves de nuevo tocaba batida en “nuestro coto”, así que a nuestra hora habitual nos juntamos en el garito. Los resakes a cazar no los teníamos elegidos de antemano, pero tras los rastros vistos el fin de semana decidimos atacar el carasol de Juangorri. Sin dar tiempo siquiera a coloca las punterías y con algún cachorro que iba suelto se mueven los primeros jabalíes a los que Haritz tira en las espuendas de Aldabe sin quedarse con ninguno. Nada más soltar, varios perros se salen del resake (casi sin entrar) con un buen macho al que vió el Roobin Hood de la cuadrilla pero al que no disparó por miedo a perder alguna flecha. El resake resultó muy entretenido con varios levantes y tiros a jabalí, entre ellos el Aezkoano que volvío a la senda del éxito, Iker Vicente que día que viene tira a jabalí (y más le vale que por lo menos les pega), Raul y Victor (que este año también está en racha como se verá en crónicas posteriores) Con 3 jabalis nos retiramos a almorzar.

De segundo resake se decide atacar Auria. Monte grande y sucio, sitio perfecto de encame de jabalies, resake de momentos de gloria para la cuadrilla, también de grades fiascos…..4 resakeadroes y resake a una cara hacia el barranco de la muga. Enseguida de empezar y con los perros cazando tope por varios sitios, empieza la serenata de tiros y de utxas….(Jesús Mari, Raul, Iker…..Morea…..) El aezkoano ataca de nuevo y esta vez se hace con corzo y jabalí (actuación estelar que le permite callar muchas bocas por el momento….alguno ya está esperando que al “antiguo palanquín” vuelva por sus pasos….). Cuando ya el resaque agonizaba, los perros agarran un jabalí. Todos pensábamos que era que había tirado Morea pero no resulto ser así….Tras soltarse de los perros y recibir tres tiros de un resakeador (uno creo que entre la cola y el morro), es finalmente abatido por el “Gran Txarles” en la borda Labari.

Al llegar a la postura del abuelo de la cuadrilla, me comenta que el jabali tirado echa sangre…..tras seguir la sangre un rato, uno de los perros ladra a parado en un pinar sucio más arriba. Subo corriendo y allá está el barrako tieso y el perro “marcando a parado”, tras arrancarse y tirarle tres tiros finalmente cae. Alegría del que lo remata y no digamos nada del abuelo Morea….

Como diría Narzilaso, otro buen día en buena compañía…

 

img-20161208-wa0014.jpg

El abuelo y su barrako

img-20161208-wa0004.jpg   img-20161208-wa0016.jpg img-20161208-wa0017.jpg img-20161208-wa0015.jpg

 

El Sábado era un día especial, ya que pese a que había jabalíes más fáciles localizados, se decide con valentía y debido al buen tiempo dar Karlosena, un resake al que le tengo más fe que al chocolate para almorzar, y tras tenerlo todo meditado con la almohada, planteamos un resake muy grande por debajo, pero confiando en que el resake en ala, no daría posiblidad de escape a los bichos. El frío es potente en las bajeras del resake, y como medio bocata a las ocho y media, antes de subir con los perros atados. Subo hasta el sitio convenido entretenido con los rastros que veo, que me animan. Soltamos enseguida y empieza una fiesta de las buenas, perros por todos los lados y tiros en Urrutia, muchos tiros, muchos de verdad, Haritz avisa que tiene dos, Iñaki mata un buen barrako justo encima mía al andar a lo Kuzku, imponiendosele el nombre de Kuzku mayor. Tiros, más tiros, fallos y más fallos, Narzi falla uno estrepitosamente, Haritz otro, Patxi el mismo lo falla, agudizando su crisis personal. Cuatro punteros están colocados hoy en un sitio de aprendizaje para limpiarlo en Marzo, son básicos en la batida, aprendiendo unos aprendemos todos. Estos radian la batida desde arriba, sin recordar el orden, Peli mata en el gélido uno, Morea falla en el tres, Luis Alberto en el cuatro mata otro, Iker en el cinco se hace con otro, Ceci en el seis, Narzi ahora en el siete sí, Patxi en el ocho no, y Haritz pasa la mañana de su día, comiendose un par de jabalís, uno porque no le disparó el rifle y otro por zokete. DEbajo suya EL SEÑOR NATAS coge corzo y otro jabalí.

En el resake Duke, valiente y fuerte se hace con un jabalí que remato gustosamente, dandome una alegría en la que cuatro perros se fueron de viaje tras un ciervete. Otro lo fallaron varios punteros, y un joven Ohian, perdonó la vida a otros dos, por no merecer su trofeo. Para otro día serán diversión.

Miro el reloj tras la gran mañana, y nos bajamos rapidamente a la comida del socio en el pueblo, quedando el trabajo de limpiar y buscar perros para quienes no asistieron.

Gran cantidad de animales se mataron por la mañana, pero se dobló el número por la tarde. Risas de los fallos, y satisfacción por un gran día de caza. Muy grande.

img-20161210-wa0005.jpg

Le supo a poco

img-20161210-wa0001.jpg img-20161210-wa0002.jpg

 

 

A media noche retirada a casa tras echar cuatro bailes, y tras dormir mal, me voy para el garito, y viendo que estamos un buen numerico de punteros, catorce y cuatro resakadores, atacamos Olagaina, terreno archiconocido, Raul al pako, yo por la borda arriba, Azkuano hoy resakeador por la cantera y Alberto al chaparral.

TRas colocarse, Alberto mueve al minuto cero ya que suelta delante de los jabalís por lo que empieza el jaleo rapidamente, echo unos tiros en la pista, para evitar venga hacia atrás. Peli, avisa que ha matado uno, y los perros vuelven a la carga, Raúl dice que también ha movido, y entro al monte con mis jóvenes niverneses, el resto hasta nueve atados y repartidos entre los resakadores, cogen rastro y se van de rastro un buen rato hasta que Azkuano me avisa que han movido, se van hacia adelante y se oyen tiros, Txarlin mata uno en la cruz, más tiros en ARanzudoia, perros cazando por todo, algunos se escapan por la Foz y por el Despeñadero, pero tiran más veces.

Alberto mueve delante de la puntería, y Vicente, Gasta Balas, se hace con un cuto en dos tiempos, con paradinha, tras unos largos años de sequía, sino me equivoco desde uno que mató con la mira apagada. Me alegro mucho por él, de verdad y así le felicité.

Patxi vuelve a fallar en ARanzudoia uno que se le levanta y se va, rajando a Itsusi. En el alto, muevo una manada, que se va por un paso cara a Aranzudoia, por lo que rapidamente la cogemos por detrás y el Carelia de Alberto la empuja hasta la puntería para que Iker se haga con uno y Victor con otro, redondeando la mañana de manera perfecta.

La batida terminó y tras comer en casa tuve que ir a buscar a los niverneses hasta donde nadie habita, al rincón entre Romanzado y Urraúl, barrancos de pinachos y tufarros sin acceso, ahí tuve que dar lo mejor de mi y de mis piernas para conseguir volver a casa con ellos, linterna y tecnología, todo por los perros, ya que ni hoy ni el Martes me sería posible ir. Reventado por el esfuerzo, sudado y preocupado por tener al aita en el coche preocupado, volví hacia el coche, pensando en la afición del señor que acompaña a esta pobre chalado hasta aquí, el señor que me metió este veneno en el cuerpo, algún día no estará y lo notaré, como noto ahora que ya no nos acompaña en la caza, pero que sigue a cada momento desde casa emisora en mano. Dura tarde, pero buen sabor de boca, días de abundancia recuerdos para los de escasez.

img-20161211-wa0004.jpg

Kutxipanda

img-20161211-wa0008.jpg

Padre e hijo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s