17 y 18 de Diciembre, 24 y 26 del mismo

17-12-2016: Karrika y Semberoiz

Tras una mala temporadica de trabajo, con exceso por todos los lados, y las típicas complicaciones familiares, poco tiempo quedó para atender este blog, que a esta crónica ha llegado bastante puntual. Diciembre sigue sorprendiendo con un tiempo espectacular y por ello para el día 17 y a la vista de los rastros planteamos cazar Karrika y Paskual, un laderón terrible de grande en el que al cazarlo a una cara prácticamente, poco se pudo hacer, ya que enseguida de empezar los jabalíes se fueron hacia atrás, una pena, sólo se pudo capturar uno que lo mató Txatarras. Algún corzo si que cayó. Pese a todo, dimos también Semberoiz con idéntico resultado, oliendo el único jabalí por mi parte a las seis de la tarde al ir a cortar a Juxta que sigue formándose espectacularmente como buena perra de rastro tras su operación.

img-20161217-wa0009.jpg

El Domingo debido a lo que venía de semana, decidí quedarme por casa y rebajar el stress, buena elección, cazaron Eslaga y removieron jabalíes matando uno y fallando algún otro. Román fue el afortunado.

 

 

El día 24, estaba previsto hacer un buen resake y dar cuenta de un frugal almuerzo, de la mano de nuestros compañeros de Faltzes, ya que los mozés se esmeran en traer el almuerzo que menos que poner tres o cuatro parrilla y la leña, ahh y los dientes..

Era la mañana que más cazadores nos juntamos , para un resake que hace falta esos y más, así que ya que se habían visto rastros, por Xalba y Ramón entre semana, nos fuimos para Beatía con paseo mañanero para llegar al sitio de soltar, una empinada senda de tres km ganada a motosierra no abría el camino a un buen resake, así que ramal, pata y sudor.

img-20161222-wa0016.jpg

Soltamos y vamos viendo que poca chufla iba a ver, una de mis perras a punto de salir en celo me arrastra un rato varios perros, y hace jurar varias veces, se mira el carasol y pese a los rastros y quizás habiendo Mikel levantado uno que se coló entre dos punterías, no removimos ninguno, no dando con ellos, una pena porque hubiera merecido el esfuerzo.

img-20161223-wa0019.jpg

Sin más dilación dimos buena cuenta del gran almuerzo, entre narrias, vino y risas. Después recogimos el ganado y para casa a esperar a Olentzero, que volvió a traer pañuelos, estaré haciendome viejo.

img-20161224-wa0015.jpg

26-12-16

Guardería cerrada y trabajo a tutiplén, cambian los tiempos y la vida, así que a la mañana por casa, mientras espero noticias, en Urrutia, tiroteo de los buenos, doce punteros para Mikel, Raul, Alberto y Enrike resakeando, Machín, Txumís y Aitor fallan, Julen que aparte de Natas tira como un cielo, mata uno, Luis Alberto descarga con los corzos, haciéndose con otro, después en Los Pelaos de Esparza, mueven un barrako, al que Aitor Abentin le echa tiros sin llegar a entrarle y se va a criar. Ni tan mal, estuvieron.

Por la tarde nada más comer me voy a rastrear y disfruto como nadie, observando buenos rastros, y pensando ya en el Sábado, día elegido para esta mancha, el jueves parece que tenemos otro tajo, este toca cazar.

Desde lo alto observo un bordal, hace cuatro años habitado, la Cantera de Eslarría hace los mismo años limpia, y habitada por vacas y sus ovejachas, hoy todo pino, la borda decrépita, los dueños mayores, y recuerdos del macho acarreando manzanas, mientras yo mozé con la superpuesta magnum de mi hermano desarrollaba esta enfermedad, mientras esperaba matar alguno de los doce jabalíes que se mataban entonces, cuatro perros, listos y buenos, más que los de ahora. Dos resakiadores de vara de avellano y paralela, postas y nieve, caza de la buena.

Estas canteras estarán grabadas en mi mente para siempre unidas a grandes rastreadores, Kubala, Errekabaster, Pedro el de la Fonda, Apeztegi, los hermanos Legaz, Zubiri, Rekalde…. , algunos se fueron, otros están mayores, seguro que tendrían buena pena si viesen el estado del monte, y también se descojonarían a la nuestra cara de ver lo pijones que nos hemos vuelto. Parece que los mejores cazadores son los que más matan, aunque no distingan si un rastro de jabalí es de hoy o de pasado mañana, si va hacia adelante o hacia atrás. Se reirían, agusto y por lo bajo.

Cambian los tiempos y miro con nostalgia aquellos años, y una generación de cazadores y vecinos que se van, demasiado deprisa , así es la puta vida, y los pueblos mantienen sus luces, no la de muchas casas. Mientras haya luz habrá esperanza, ojalá tanto trabajo de su fruto y se pueda revertir la tendencia decadente de la vida rural. Aunque muchos no esté de acuerdo, la caza supone un balón de oxigeno en el mantenimiento de servicios, talleres , gasolineras, tiendas, etc, y da vida a los pueblos, vida social y económica, una tan importante como la otra.

20161226_155432.jpg

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s